Skip to main content

La Obesidad infantil en nuestro país es una epidemia, una enfermedad que puede tener un impacto mayor en la sanidad que la que estamos viviendo en estos momentos con el Coronavirus. Hay que ponerle freno o las consecuencias pueden ser irreversibles.

Esa afirmación podría resultar exagerada, pero no lo es: sólo en nuestro país 4 de cada 10 niños sufre sobrepeso u Obesidad, según datos del Ministerio de Consumo y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2016 había más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años con sobrepeso u Obesidad) y 41 millones menores de 5 años. La OMS advierte que un 60% de estos niños con sobrepeso lo seguirán teniendo de mayores.

Las cifras son alarmantes pero la Obesidad puede prevenirse y tratarse. Debemos atender ese problema, cuyos datos y evolución están en nuestras manos como adultos.

El grave problema de la Obesidad infantil

El tema de la comida preocupa a los padres desde que los hijos son pequeños, pero la mayoría cree que sus hijos se encuentran en un peso normal. De hecho, es difícil encontrar padres que reconocen que sus hijos tienen un problema de sobrepeso. Un error grave, pues si no se reconoce el problema es difícil ponerle solución: primero hay que aceptarlo. Hemos de borrar de nuestras mentes el mito de que un niño gordito es un niño sano: no es así. En ningún caso.

La infancia es una etapa fundamental para que nuestros pequeños consigan unos hábitos de vida saludables. Las costumbres que adoptan durante esta etapa suelen acompañarlos durante toda la vida.

Por eso, enseñar a comer a los más pequeños no es fácil. Aunque los padres siempre lo hagan con la mejor de las intenciones, el agotamiento puede jugarnos malas pasadas, y olvidamos que los niños nunca comerán con plena conciencia de lo que puede influir la nutrición en su salud. Comen porque les han dicho que tiene que hacerlo, y les gusta. El conocimiento de los padres, su actitud, es crucial.

¿Qué es el sobrepeso y la Obesidad infantil?

El sobrepeso y la Obesidad Infantil se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser muy perjudicial para la salud en niños.

El Índice de Masa Corporal es el indicador que se utiliza para saber si una persona sufre sobrepeso u Obesidad o, por el contrario, su peso es normal.

¿Es sobrepeso o es Obesidad?

Tener sobrepeso significa tener Índice de Masa Corporal que está entre 25 y 30 y tener Obesidad se traduce en tener Índice de Masa Corporal superior a 30. En el niño, suele ser el pediatra quien se encargue de valorarlo.

¿Cómo podemos calcularlo en casa? Tenemos que coger nuestro peso en kilos y dividirlo por nuestra altura al cuadrado en metros.

Por ejemplo, una persona que pesa 55 kilos y mide 1.60, tiene un Índice de Masa Corporal de 21.5, por lo tanto, su peso es normal. Si pesase 65 kilos su Índice de Masa Corporal sería de 25.4, por lo tanto, ya tendría un ligero sobrepeso. Finalmente, si pesase 80 kilos su Índice de Masa Corporal sería ya de 31.25. Por lo tanto, tendría Obesidad y el riesgo de sufrir enfermedades asociadas sería considerable.

¿Qué factores influyen en el sobrepeso infantil?

El problema de la Obesidad infantil en los países desarrollados es debido básicamente a dos factores: sedentarismo y mala alimentación.

Además, existen diferentes detalles relacionados que favorecen el sobrepeso y la Obesidad infantil como:

  • Excesivo aporte de proteínas
  • Papillas y galletas en el primer año de vida
  • Animar a comer al bebé sin que tenga hambre, no entender cuando está saciado. Igual en los niños, al darles excesivas dosis de comida
  • Leches de crecimiento que se alargan en el tiempo
  • Cereales azucarados
  • Exceso de tiempo con pantallas
  • Comer fuera de casa muy frecuentemente
  • Consumo de bebidas azucaradas, bollería y aperitivos salados
  • Comer deprisa
  • Dormir menos de lo aconsejado por la edad

Para evitar estos factores de riesgo toda la sociedad debe estar concienciada ya que tiene que haber un cambio de actitud. La solución no puede recaer en los niños.

¿Cómo podemos evitar la Obesidad infantil?

Siguiendo algunas pautas de conducta, como las que vamos a describir a continuación, podemos evitar la obesidad infantil.

La familia es clave en este papel y debe predicar siempre con el ejemplo:

  • Adoptar hábitos alimenticios saludables. Una buena alimentación está basada en una dieta equilibrada rica en frutas y verduras y los padres deben inculcar esto a sus hijos. Deben seguirse las pautas de la pirámide de los alimentos para niños y a continuación proponemos algunos tips más relacionados con la alimentación:
    • Desayuno sano y equilibrado, es un momento clave. Marta Vallejo, nutricionista dietista de Clínica Opción Médica, recomienda un desayuno con alimentos de absorción lenta y que aporten energía, también propone evitar los alimentos ricos en azúcares.
    • Control del azúcar. La OMS recomienda ingerir entre un 10 y un 5%. Hay que estar muy atento a los azúcares ocultos que llevan otros nombres.
    • Beber mucha agua.
    • Evitar picoteos entre horas.
    • Evitar la bollería. Las galletas, pasteles, snacks, refrescos, golosinas y otros ultraprocesados solo deberían estar presentes en la dieta de un niño de forma muy ocasional.
    • Buenas técnicas de cocción. Cocinar con poca grasa y evitar frituras.
    • Comer despacio y sin distracciones.
  • Realizar actividad física regular. El ejercicio junto con una alimentación equilibrada son la clave para evitar la Obesidad Infantil. Los niños debería realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicio diario moderado o intenso, según Mireia Tomás, entrenadora personal de Clínica Opción Médica licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
  • Evitar el sedentarismo. La inactividad expone al sobrepeso. La televisión, el ordenador, las videoconsolas y los móviles tienen una gran incidencia en los malos hábitos infantiles.
  • Compartir mesa familiar. Algunos estudios han concluido que los niños que comen con sus padres consumen más alimentos sanos. Es importante para ver lo qué comen y para vivir un momento relajado y agradable en familia. Lo adultos podemos adaptar el horario para coincidir.
  • Enseñar buenos hábitos alimenticios desde que se van incorporando alimentos a la dieta a los más pequeños.
  • Evitar llevar a los más pequeños a sitios de comida rápida.

Además, los expertos en sobrepeso y Obesidad infantil piden también medidas gubernamentales como la eliminación de la publicidad y la comercialización de alimentos no saludables, así como sancionar a las bebidas azucaradas.

El primer medio año del niño la leche materna a demanda es el alimento ideal, ya que aporta las cantidades suficientes de todos los nutrientes. Este hecho ayuda a la prevención del sobrepeso.

¿Qué pueden hacer los padres de un niño con sobrepeso u Obesidad?

Los padres de un niño con sobrepeso lo primero que deben hacer es reconocer que su hijo tiene un problema para buscar la solución, porque la tiene.

Una vez asumido, debe ponerse en manos de especialistas, para que el doctor pueda valorar el grado de sobrepeso qué tiene y marque la hoja de ruta de cómo actuar y qué especialistas implicar en el proceso, si  fuese necesario.

¿Cuál es la dieta ideal para un niño?

Según los expertos la dieta de un niño debe incluir un 55% de energía procedente de carbohidratos, un 20% de grasas y un 25% de proteínas. Además debe incluir fibra, vitaminas del grupo C, D y B y Minerales como hierro, magnesio y calcio, zinc y fósforo.

La dieta de un niño debería incluir 5 comidas al día (tres principales y dos secundarias), tomar 5 raciones diarias de fruta y verdura, cuatro raciones de carbohidratos (evitarlos por la noche), tres raciones de proteínas y lácteos, las grasas saludables como frutos secos o aceite de oliva deberían consumirse solo en dos raciones diarias y, como ya hemos comentado, deben evitarse dulces, bollería, refrescos, snacks, chips, etc.

¿Qué hábitos debemos implementar para evitar la Obesidad Infantil?

Podemos resumir todos los hábitos que tiene que adoptar un niño para evitar el sobrepeso y la Obesidad en hábitos saludables y siempre guiado por su entorno y familia.

Y, ¿qué significa llevar un estilo de vida saludable? Básicamente, llevar una dieta sana y equilibrada, realizar ejercicio de forma regular y huir del sedentarismo.

¿Se puede prevenir la Obesidad en los niños?

Por supuesto. Los padres deben ser muy conscientes de que un exceso de peso no es saludable, ni para un niño. Padres y madres deberían seguir los consejos que hemos ido mencionando y en caso de que vean que su pequeño tiene un exceso de peso deben llevarlo a un especialista, primero al pediatra que será el que valorará los especialistas que deben intervenir para poner fin a este sobrepeso.

Es importante remarcar que un exceso de peso será más fácil de reconducir cuanto antes se determine, ya que el pequeño podrá adquirir un nuevo estilo de vida en sus primeros años de vida que lo acompañarán para siempre de una forma más fácil.

Conclusión

El sobrepeso y la Obesidad infantil se han convertido en un gran problema en todo el mundo y debemos trabajarlo para que remita ya que tiene solución y está en nuestras manos.

Es fundamental empezar a combatir el sobrepeso cuando aún no se padece, desde el nacimiento de nuestros hijos, inculcando unos hábitos de vida saludables desde los primeros meses de vida. Siguiendo algunas pautas de conducta como las que hemos descrito anteriormente podemos evitar la Obesidad Infantil.

Es esencial trabajar la educación de los padres para conseguir prevenirlo. Además, hay que actuar frente a la publicidad y regular la información de esos alimentos que sabemos que perjudican a los más pequeños. A esta edad son muy vulnerables y tenemos que cuidar mucho qué les mostramos y ofrecemos.

Debemos ser todos conscientes de la problemática y así podremos bajar la tasa de Obesidad Infantil sin ninguna duda. Lamentablemente, hoy por hoy los números son muy preocupantes. Si tienes dudas o necesitas ayuda con la alimentación de tus pequeños, en Clínica Opción Médica contamos con un equipo de nutricionistas y especialistas capaces de asesorarte.

Bibliografía consultada:

Deja un comentario

Close Menu
Abrir chat